Aprovechar al máximo los viajes de negocios: trabajar estando de viaje

Formas de trabajar

Aprovechar al máximo los viajes de negocios: trabajar estando de viaje

Cada día se hacen más de 1,3 millones de viajes de negocios en EE. UU. En China, se espera que el mercado de los viajes de empresa crezca un 12 % el próximo año. A pesar de esto, la mayoría no rentabilizamos este tiempo. La investigación de YouGov muestra que el 77 % de los que viajan por negocios creen que su productividad es más baja que en la oficina. Para el 26 %, estos desplazamientos suponen además un impacto negativo en su satisfacción laboral.

En empresas de rápido crecimiento, donde los empleados cumplen varias funciones, los desplazamientos de empresa son parte del paquete. ¿Cómo consiguen entonces los responsables que los trabajadores estén contentos y sean productivos mientras están de viaje? A menudo, la clave está en un cambio de mentalidad.

Medición del ROI

Los viajes de empresa constituyen uno de los blancos principales cuando se recortan gastos, pero esto se debe a un concepto equivocado de valor añadido. Tomados de forma aislada, una conferencia o un discurso magistral son caros, pero ha de tenerse en cuenta el viaje en su conjunto. Por lo tanto, es importante medir la rentabilidad del trabajo diario realizado en el hotel o incluso en el aeropuerto. De lo contrario, se pierden varios días en términos de productividad.

Esto significa que el entorno y la ubicación son fundamentales. Es aconsejable ser tan exigente con el entorno físico como con la calidad del espacio de trabajo aunque, al principio, pueda parecer más caro. Esto implica que utilizar un espacio de coworking mientras se está en otra ciudad puede ser más caro, pero también puede ayudar a centrarse. De igual forma, trabajar cerca de los clientes es rentable, como indica la investigación de Regus con un 67 % de las empresas en todo el mundo que consideran que la proximidad física a los clientes impulsa las ventas.

Horarios

Aunque parezca que el jet lag y el cansancio son contraproducentes, en realidad, los cambios horarios pueden ayudarte a seguir (e incluso aumentar) el ritmo de trabajo. Tu productividad puede incrementarse si resuelves determinados temas antes de que se despierten tus compañeros de trabajo.

Los trayectos de cualquier viaje de negocios pueden ser el agujero negro que se traga la eficiencia pero, si eres consciente de que vas a tener que parar o ajustar horarios cuando no tengas conexión, puedes organizarte. Por ejemplo, puedes planificar trabajo que no requiera una conexión estable para las escalas prolongadas.

Horas de sueño

No dormir lo suficiente (en concreto, menos de seis horas), ralentiza de forma significativa la corteza prefrontal del cerebro, que es la parte que controla la innovación y la creatividad. Así que, si estás negociando acuerdos, haciendo una presentación o visitando a proveedores, dormir bien por la noche es esencial. En otras palabras, es aconsejable apagar todos los dispositivos antes de ir a la cama para minimizar las distracciones, así como invertir en un buen despertador, con lo que te despertarás preparado para afrontar el día.